Una pared pequeñita

Para los que hemos vuelto de las vacaciones con buenos propósitos, mirad qué esquina tan chula de biblioteca os presentamos.

¿Claves? Está proporcionada a la pared, que tiene un punto de color y las cinco estanterías tienen muy poquito fondo y están colocadas con simetría.

Organizar los libros de los niños mostrando sus portadas, que por lo general son preciosas, es una forma decorar una pared y hacerlos atractivos a sus ojos.

Fuente: Daffodil Design
Fuente: Daffodil Design

Dejar una opinión