Stuva en habitaciones de niños

La serie Stuva de Ikea es una de nuestras favoritas. Nos apasiona para amueblar las habitaciones de los más pequeños y os vamos a explicar las 5 principales razones por las qué Kidsmopolitan la utiliza en muchos de los proyectos que desarrolla: es modular, evolutiva, su diseño es perfecto para los niños, su aspecto nos encanta y tiene un precio estupendo.

Ahora en detalle…

1.Es modular y permite utilizar distintas piezas (todas con el mismo fondo y diseño aunque de diferente altura y anchura) que nosotros mismos diseñemos la combinación que se adapta a nuestras necesidades.

Aquí vemos que han utilizado cajoneras, armario de puertas y estantes abiertos colgados de la pared, cubriendo así todas las necesidades de almacenaje, porque en una habitación de niños… ¡lo que menos hay es homogeneidad de cosas para guardar!

Fuente:
Fuente: Delikatissen

 

¡Este mueble tiene sitio para todo!

Fuente: Lastenhuone
Fuente: Lastenhuone

 

2. Es “evolutivo”, ya que tiene piezas como el banco – cajonera que se adapta a los distintos momentos de la vida del niño. Podemos usar el módulo como cajonera o como banco hasta que el niño lo utilice como mesa de trabajo (de 2 a 5 años) y después, cuando le resulte pequeña, podemos reconvertirla en cajonera para guardar juguetes.

Fuente:
Fuente: MommoDesign 

 

Fuente: Kidsmopolita
Fuente: Pinterest

 

En el dormitorio de estos tres hermanos, por ejemplo, propusimos utilizar para los mayores las mesas y dejar listo en el proyecto el espacio del otro hermanito, que mientras fuera un bebé se utilizaría como cajonera. Aquí podéis ver el proyecto de decoración completo.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

 

3. Sus proporciones y anatomía están perfectamente adaptadas a los niños, con una altura de 50 cms el banco y poco más las cajoneras hacen que este mueble resulte ideal como superficie de apoyo de los más pequeños de la casa. Además los “no tiradores” de agujeros para la mano de los niños facilitan que puedan abrir los cajones y puertas.

 

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Mommodesign

 

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

 

Fuente: Kidsmo
Fuente: TheBooandtheBoy

 

4. Su diseño, con líneas muy sencillas y variedad de tonalidades permiten crear ambientes de diferentes estilos. Nos encanta con el frontal simulando madera clara para integrarlo en habitaciones de estilo nórdico o en blanco o negro para habitaciones más minimalistas.

Fuente; EfterStormen
Fuente; EfterStormen

 

Fuente: Thebooandtheboy
Fuente: Thebooandtheboy

 

 

Fuente: Kidsmopo
Fuente: Petit.is 

 

Kidsmopolitan suele utilizar muebles de diseño y tonos neutros, ¡por eso nos gusta tanto la serie Stuva! Nos parece que llevan mejor el paso del tiempo y no condicionan tanto el día que queramos hacer cualquier cambio. Sin embargo, sabemos que hay rosa-adictas y… para ellas también hay muebles Stuva.

Fuente; EfterStormen
Fuente; EfterStormen

 

5. Tiene un precio estupendo. A pesar de ser muebles lowcost parecen sacados de una revista de diseño. Combinándolos bien e integrando todos los elementos puedes conseguir una habitación infantil maravillosa.

Fuente:
Fuente: RoomBeez

Dejar una opinión