Organizar los armarios de niños y bebés

¡Con lo pequeños que son, cuánto espacio ocupan los niños y sus complementos! Y eso que hoy no vamos a hablar de carritos de paseo, correpasillos o de juguetes, únicamente de ropa.

La organización es clave cuando hay tantas cosas y tenemos espacio y tiempo limitado. La semana pasada pedimos ayuda en Facebook para que padres y madres nos dieran sus trucos para ordenar los armarios. Aquí van algunos.

  • Nos encantaría tener armarios como estos, perfectamente a medida de las prendas y nuestras necesidades, donde todo tenga su lugar y lo que necesitemos esté perfectamente localizable y a mano, ¿verdad? Hoy por hoy quizás sea complicado, pero imaginárnoslo, pensar qué tenemos que guardar y en qué cantidad nos ayudará a configurar nuestro armario ideal. Este es el primer paso y el más importante, os animamos a hacerlo.
Fuente:
Fuente: CaliforniaMkt
  • Es importante tener claro qué se guarda en cada sitio y no mezclar, evitar cajas con conceptos compartidos como “ropa pequeña y lo de verano”. Beatriz, por ejemplo, tiene uno con ropa que les valdrá, otra con ropa pequeña y otra con ropa pequeña y que tengo que devolver. ¿A que con una pared como esta tendríais todo en su sitio?
Fuente:
Fuente:
  • Para quienes queráis adaptar los armarios pero no queráis o podáis complicaros, os lanzo la idea de introducir dentro de estos muebles que os ayuden a tenerlos más organizados y proporcionado a lo que vayáis a guardar. Mirad cómo queda aquí este mueble de cubículos, que nos recuerda a la Expedit de Ikea.

 

Fuente: Iheartorganizing
Fuente: Iheartorganizing
Fuente: IHeartOrganizing
Fuente: IHeartOrganizing
  • Es conveniente  poner rótulos a las cosas que almacenamos, ya que hoy tenemos muy claro que guardamos, pero en un mes dudaremos y en tres meses no sabremos si ahí estaba la ropa heredada o la de invierno.
Fuente:
Fuente: ProjectNursery
Fuente:
Fuente: CosasdePalmiChula
Fuente:
Fuente: El Mueble
  • La mayoría de nuestros amigos señaló que organiza la ropa en armarios y cómodas, guardando en un sitio lo de colgar y en cajones la ropa doblada o calcetines y mudas. Aunque sea cosas pequeñas es importante que tengan sitios fijos. Calcetines, baberos, pulseritas e incluso las gomas de pelo tienen que tener su sitio, ya sea en una amplia pared, en un cajón o en una cajita que se guarda en el tercer cajón del mueble del baño. ¡Mirad qué artistas el cuadro que han organizado para los complementos del pelo!
Fuente:
Fuente: OnToBaby
Fuente:
Fuente: OnToBaby
  • Nos recomiendan separar la ropa por niño, que cada uno tenga claro qué es suyo. Utilizar armarios diferentes, repartir las baldas o simplemente que uno utilice unas perchas y otro otras. Beatriz tiene un niño y una niña, el niño usa perchas azules y la niña rosa. Para los niños que llevan uniforme, Dulce Merceditas nos cuenta que ella guarda por separado esta ropa, cada niño tiene “un cajón de uniformes”.
Fuente:
Fuente: Shelterness
Fuente:
Fuente: ScatterShot
  • Una idea para las más organizadas es planificar y dejar lista la ropa por semanas. Con este método se piensa una vez a la semana y se evitan broncas matinales.
Fuente:
Fuente: Pinterest
  • Los organizadores de Ikea son muy útiles, ya que compartimentan muy bien el espacio y generalmente con niños guardamos cosas pequeñas. Nos gusta los separadores de cajón Komplement y la cajonera colgante SKUBB, que se engancha a la barra del armario y tiene nueve casillas. Creo que normalmente se usa para almacenar zapatos, pero tienen un buen tamaño para guardar la ropa de los niños pequeños: pijamas, bodies, camisetas, polos, leotardos…
Fuente:
Fuente: Baby Deco
Fuente: RedBerryBarn
Fuente: RedBerryBarn
  • Nos gusta la idea de Pekes y Papis de poner en los cajones pegatinas con lo que guardan dentro, para que los más pequeños, que aún no leen sepan dónde se guardan las cosas. Esto también se puede conseguir con colores (la caja roja, la amarilla..).
Fuente:
Fuente: Pinterest
  • Los armarios con barra para colgar perchas se pierde generalmente mucho espacio, ya que las prendas de los niños no suelen ser tan largas. Esther nos recomienda poner otra barra para duplicar el espacio de colgado.
Fuente:
Fuente: AnaWhite
  • Para guardar las prendas más voluminosas en poco espacio, Rocío, de kids&Chic, utiliza  bolsas al vacío. Según nos cuentan, si se guarda bien las prendas recuperan enseguida su forma y las bolsas pueden reutilizarse, además evitan la humedad y los olores . Para quienes no conozcáis estas bolsas, os contamos que se trata de unas bolsas de plástico bastante amplias con un sistema en el que introduces la boquilla del aspirador, aspiras y así  extraes el aire, haciendo que todo se comprima y ocupe menos espacio. Nosotros las utilizamos para guardar los edredones en verano.
  • Pekesypapis nos cuenta “teníamos un hueco que no daba bien para un armario empotrado, así que, midiendo, vimos que cabía una cómoda de Ikea tipo MALM, de 4 cajones. Lo que hicimos fue poner dos cómodas iguales, una sobre otra, y, por lo menos , tenemos 8 cajones para organizar bien la ropa de los pekes por tipos: pantalones y mallas, jerseys y camisetas, calcetines y leotardos, etc”.
  • La tendencia chic de los armarios a la vista y la ropa a mano sin necesidad de abrir puertas la vemos cada vez en más casas. Nos encanta pero es peligrosa, pero no por el polvo que puede acumular la ropa, sino porque debe de estar siempre impecablemente ordenado y las prendas han de ser algo uniformes para que no cree sensación de desorden. En nuestro caso hemos optado por exponer las camisas de Gabriel y Martín, que por color y tamaño era lo que más organizado iba a quedar.
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente:
Fuente: OnToBaby

Una buena alternativa puede ser hacer una funda al armario y poder mover la cortina para mostrar u ocultar lo que nos interese.

Fuente:
Fuente: JulienFernandez

Conclusión:

  1. Pensar antes de actuar.
  2. Decidir qué tenemos que almacenar. Soy fan absoluta de hacer listas, pero creo que objetivamente merece la pena hacerla en este caso.
  3. Replantearos otra vez  qué vamos a almacenar. Muchas veces guardamos guardamos cosas que acabamos sin utilizar cuando a otras personas les vendrían bien. Además incluso podríamos ganar un dinerito, ya que ahora hay un fuerte mercado de segunda mano para niños.
  4. Ver de qué espacios disponemos y ir asignándolo según lo que tengamos que guardar y cuándo lo necesitemos.
  5. Para las cosas que van a estar guardadas una temporada localizar cajas, bolsas que nos permitan aprovechar al máximo los espacios. Antes de comprar nada, aseguraos de que, por ejemplo, el fondo de la caja es el mismo que vuestro armario. Poned etiquetas para no tener que sacar y abrir cajas cada vez que buscáis algo. Si es posible estas cajas están mejor en armarios que debajo de las camas, que almacenan polvo.
  6. Analizar las posibilidades del armario y hacer un estudio de mercado localizando herramientas que nos ayuden a aprovecharlo al máximo y guardar cada cosa en su sitio. Tener en cuenta que si queréis que el niño guarde o saque las cosas deberán tenerlas a su alcance.
  7. Asignar un sitio fijo para cada cosa, por pequeña que sea.
  8. Guardar todo lo posible fuera de la vista para evitar sensación de desorden y escoged muy bien qué vais a exponer.
Fuente:
Fuente: JulienFernandez

Si se os ocurre alguna otra idea o tenéis sugerencias, estaremos encantados de recibirlas y añadirlas a este artículo. Podéis escribirlas en comentarios o en nuestro muro de Facebook. ¡Gracias de antemano!

0 Responses

  1. Susana

    Lo mejor para tener todo ordenado y tirar cosas innecesarias es….mudarse! Antes de tener las niñas cada vez que nos mudabamos tenía que caber todo en nuestro Ford focus…. cinco años en un mismo piso y dos niñas después….aún tengo cosas en el piso. Eso sí, todo lo que entra va a su sitio…o a la basura

  2. Rocío

    Llevo unos dias de absoluta limpieza de roperos y de ordenarlos… De cara al invierno … Pensando en que me llevaria si me mudase… Solo lo esencial … Me encanta tu blog , nos dan muchas ideas de orden…

  3. silvia

    Está todo muy bonito, pero por experiencia no recomiendo ni cajones bajos, ni eso del armario bajo con la cortina como puerta, ni nada donde el niño pueda abrir y sacar la ropa. Tengo mellizos de 2 años, y creedme, lo mejor son los armario no correderos, con puertas con llave! sino, os pasareis la vida doblando ropa.

Dejar una opinión