Habitación para recibir a un bebé

En unos meses llegará Lucas y para preparar su dormitorio contactan con Kidsmopolitan. A sus padres les gustaría que les ayudaramos a diseñar un espacio muy acogedor e infantil, con un ambiente agradable y espacio para todo lo que necesita un niño. Les gusta el estilo nórdico pero no tienen muy claros los colores. Les gustaría algo neutro por si el día de mañana llega una hermana pero les da miedo que quede muy soso.

El dormitorio de Lucas tiene 11 metros cuadrados y forma prácticamente cuadrada, con un recoveco en el fondo. El ventanal es grande y de suelo a techo. Las paredes son blancas lisas y el suelo y las carpinterías de madera. Tiene radiador junto a la ventana, no dispone de armario empotrado y la altura de la estancia es de 2,45m.

Organizamos el dormitorio por zonas para ganar funcionalidad y aprovechar al máximo el espacio.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

 

Despejaremos la entrada para que la llegada al dormitorio sea más agradable y cubriremos la mayor parte de la estancia con una agradable alfombra que dará calidez a la estancia y resultará una estupenda superficie de juego el día de mañana.

Al tener el mobiliario más voluminoso, colocaremos la zona del vestidor al fondo del dormitorio, para que el armario no agobie con su altura. Junto a él irá la cómoda, una zona donde encontraréis todo lo necesario para arreglar al niño.

En la zona de juego pondremos una estantería de estilo nórdico con huecos donde Lucas pueda guardar él mismo los juguetes.

Aprovechando la luminosidad de la ventana ubicaremos la zona de relax, con una agradable mecedora para disfrutar de buenos ratos con el bebé o alimentarle.

Aprovecharemos la intimidad que brinda el recoveco del dormitorio para crear la zona del sueño. La ambientaremos para que resulte verdaderamente especial.

Estilos y colores

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Amueblamiento

Escogemos los muebles que presenten una buena relación calidad precio para que, como solicitaban los padres de Lucas, no les obliguen a mantenerlos por el hecho de ser buenos y puedan adaptarse con facilidad a las cambiantes necesidades de los niños. 

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

A continuación os presentamos un collage con los elementos que integrarán el dormitorio de Lucas.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Os contamos cómo es la habitación de Lucas, aunque una imagen vale más que mil palabras…

Entramos en la habitación de Lucas, reina un ambiente masculino en tonos neutros, con muebles minimalistas y una atmósfera que inspira tranquilidad y paz. Es una estancia conteporánea y muy chic, repleta de elementos llenos encanto que aportan un toque mágico.

La entrada está despejada, transmitiendo una sensación de desahogo. Hay una gran alfombra de color gris que será una agradable y acogedora superficie de juegos para Lucas, ya que los pequeños pasan casi los dos primeros años de vida jugando y aprendiendo desde ahí abajo. Este área gozará de gran luminosidad gracias al gran ventanal que tiene enfrente.

Las paredes son de un gris muy clarito que habremos sacado llevando a la tienda de pinturas un trocito del papel de pared y pidiendo que nos saquen el tono de gris. Las cortinas blancas, al igual que los muebles, resaltarán sobre este gris clarito.

En la esquina vemos la mecedora de Eames, una preciosa silla de diseño nórdico en blanco y madera. Sobre ella estará apoyado un cojín con forma de estrella en azul grisaceo. Una original mesa de apoyo que simula un carril de cuerda estará justo al lado de la silla para que podáis dejar lo necesario mientras alimentáis al bebé o disfrutáis con él.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

La pared más larga y la que mejor visibilidad tiene desde la entrada la empapelaremos con un estampado de nubes blancas sobre fondo gris, un motivo discreto y muy chic lleno de encanto.

Si volvemos a la mecedora vemos que sobre ella colocaremos una lámina de estilo infantil y en los colores del dormitorio. Es de Nuria Díez, una ilustradora española con un toque muy naif. Aquí podéis ver aquí sus trabajos.

Centrada en el suelo pondremos la estantería Kallax de Ikea. Es otro icono del diseño nórdico, con líneas muy depuradas y formas geométricas. En cada hueco pondremos un cajón de yute donde Lucas podrá guardar él mismo sus juguetes. Además, como tiene una altura bajita podrá apoyarse en ella para dar los primeros pasos y más adelante para utilizarla como superficie de juego.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Junto a la puerta irá el vestidor. El armario irá contra la esquina y seguida irá la cómoda. Ambos de línea sencila y con prácticamente el mismo fondo, por lo que quedarán perfectamente alineados.

Sobre la cómoda irá el cambiador en gris y felpa blanca para que cambiar a Lucas sea más agradable. Sobre el cambiador pondremos una repisa amplia que pondrá a vuestro alcance en cajitas (para que quede más uniforme y armónico) los pañales, la crema y todo lo necesario para asear al bebé. Entre ambas cajas, que serán de cestería blanca con funda en color piedra, podéis poner un peluche en los colores del dormitorio.

A la izquierda de la cómoda podremos preparar la ropa gracias a unos divertidos ganchos de Tresxics con forma de nubes. Incluyen además unos vinilos de gotitas que podréis colgar debajo, creando un divertido efecto. En el suelo pondremos una cesta en material natural en la que podréis dejar la ropa sucia. Recomendamos no poner papelera para los pañales y tirarlos directamente a la basura de casa para evitar malos olores en la habitación del niño.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Llegamos a la última pared del dormitorio de Lucas, que está como partida en dos. Aprovecharemos al máximo esta división. En el hueco colocaremos la cunita y la ambientaremos con los especieros en color natural donde exhibiremos los cuentos. Podéis ponerlos a 90 cms de altura desde el suelo (igual que la cuna) y a 40 cms de altura uno sobre otro. Los que van a la derecha de la cuna quedarán prácticamente encajados en el hueco, los de la izquierda los centraremos con la cuna.

También tomaremos como referencia la cuna para colgar las pizarras con el nombre de Lucas. Y sobre estas pizarras pondremos un banderín en azules, beige, gris y algo de blanco que confeccionará a medida Sagutxo.

La otra parte de la pared irá pintada de suelo a techo en un tono más oscuro en pintura de pizarra de CuartoColor. De esta forma Lucas dispondrá de una amplísima superficie donde dar rienda suelta a su creatividad.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Espero que os guste el dormitorio que hemos preparado para Lucas tanto como a sus padres. Si queréis que os ayudemos a diseñar y llenar de magia la habitación de vuestros niños, podéis contratar los servicios de Kidsmopolitan.

2 Respuestas

  1. […] O un papel de pared de nubes, como hicimos en la habitación de Lucas. […]

  2. […] En este otro dormitorio de recién nacido utilizamos nubes pero en papel de pared y en este caso en gris combinado con azul. […]

Dejar una opinión