Habitación triple en tonos neutros en 8 metros cuadrados

Leo y Alba van a tener un hermano, todavía no sabemos si será niño o niña, y dormirá con ellos en la habitación. Leo tiene 3 años y le encanta jugar a todo y representar cuentos. ¡No se nos olvidará destinar un espacio a sus libros! Alba, de un año, le sigue y juega con los juguetes de su hermano.

Lydia, su madre, se pone en contacto con Kidsmopolitan.Quiere que le ayudemos a reorganizar el dormitorio para que todos tengan su espacio, aprovechando al máximo cada centímetro y buscando siempre soluciones prácticas y funcionales.

Quiere para sus niños una habitación con un ambiente agradable que invite a la tranquilidad y al descanso. Para jugar y guardar sus juguetes utilizarán el salón.

Kidsmopolitan, contagiado por la ilusión de hacer hueco a ese nuevo niño, comienza a maquinar y a dar vueltas al estilo tetris, moviendo y removiendo cada mueble para buscar la distribución más conveniente, intentando que los niños estén cómodos y que a sus padres les resulte la habitación agradable y funcional.

En cuanto al estilo, a Lydia le gusta el estilo minimalista, con pocos elementos a la vista. Este estilo, dadas las dimensiones del cuarto resulta muy conveniente. También le gusta el diseño contemporáneo y nórdico y los detalles retro. Se decanta por los colores neutros.

El dormitorio de Leo y Alba tiene 8,11 metros cuadrados. El suelo es de madera parquet, las paredes son lisas color topo y la carpintería es blanca. Tiene un armario empotrado que ocupa toda la pared lateral. El radiador está entre la ventana y el armario.

Cuentan con la cuna Gulliver de Ikea, que puede convertirse posteriormente en mini-cama. Han echado el ojo a la litera Kura de Ikea y están dispuestos a deshacerse de los muebles de los que disponen actualmente.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Para organizar y aprovechar al máximo el espacio, distribuiremos por zonas el dormitorio. Dadas las dimensiones del dormitorio y la cantidad de elementos imprescindibles, valoramos no bloquear (o hacerlo en la menor medida posible) la ventana.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Estilos y colores. 

A la hora de definir el estilo y los colores de la habitación de Leo, Alba y el bebé, tenemos en cuenta lo limitado del espacio y la mezcla de géneros (niños y niñas).

Recomendamos un estilo nórdico, con líneas minimalistas, materiales naturales y piezas muy funcionales escogidas meticulosamente. Aprovecharemos la iluminación para crear un ambiente agradable y, al mismo tiempo, para decorar. Al ser un espacio pequeño, trabajaremos con la fórmula “menos es más”; cuantas menos cosas, mejor.

En línea con “menos es más”, buscaremos la simetría utilizando el mínimo número de referencias posible (repitiendo modelos en la medida de lo posible), como los textiles de las camas y la cuna o las estanterías.

Como elemento recurrente del dormitorio utilizaremos una forma muy nórdica y actual que a los niños les encanta y está relacionada con el concepto de tranquilidad y descanso que queremos que reine en la habitación. ¡Las estrellas!

El estilo nórdico puede resultar un punto frío. Con el objetivo de darle calidez y tansmitir un ambiente de armonía y tranquilidad, utilizaremos una paleta de colores neutros combinados con blanco puro, que dará luminosidad, sensación amplitud. Además permitirá identificarse a niños y niñas. Los tonos naturales los encontraremos en la madera de la litera o el beige de la pared, en el blanco de los muebles y la carpintería y en detalles color piedra.

De esta forma, proponemos un dormitorio en tonos que evoquen tranquilidad, combinando distintos tonos beiges, grises y blanco puro. La fórmula cromática que proponemos es de un 45% pardo-beige, un 35% blanco y un 25% piedra.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Amueblamiento.

Elegimos los siguientes muebles para aprovechar al máximo el espacio, crear un ambiente agradable y dar solución a las necesidades de los niños. Escogemos piezas muy funcionales realizadas con materiales naturales, de textura lisa y color blanco, que dará luminosidad y resaltará con el color topo de la pared.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Podréis haceros a la idea del estilo del cuarto y de cómo combinan los productos que más tarde estarán en el dormitorio a través de este collage. Los productos que veis en él son una referencia, no necesariamente las mismas referencias.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Decoración. 

Aplicamos la fórmula de estilo que hemos definido para convertir la habitación de los tres niños en un espacio agradable, tranquilo y mágico.

Comenzamos viendo la habitación desde la entrada: Una disposición de líneas rectas, organizada y actual donde se respira aprecia el gusto por el diseño. Colores cálidos y tranquilos, sensación de paz y armonía. Se respira tranquilidad, ambiente infantil y elegancia.

Una estrella luminosa nos recibe desde el fondo de la habitación. Es blanca y resalta sobre la pared color topo, que mantendremos. Al estar iluminada crea un efecto mágico que a los niños les encanta y a los mayores no dejarlá indiferentes. Proporciona una luz indirecta muy agradable.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Colocaremos la cuna según habíamos decidido en la fase de distribución. En el recoveco que hay en el frontal de la cuna aprovecharemos para poner un estante Ribba de 9cm de fondo (la columna tiene 11cm) y 55cm de largo. Lo pondremos a la misma altura que la cuna. No pegaremos la cuna a la ventana para poder bajar el estor, la ubicaremos de modo que el lateral quede en línea con el final del estante Ribba.

Mantendremos el estor blanco y aprovechando la vertical colocaremos una guirnalda de luces en color blanco. Un detalle muy sencillo y actual que nos permitirá atender al bebé por la noche sin despertar al resto de ocupantes del dormitorio.

Pasamos a la cama. Al ser una litera, es importante buscar solución al tema “mesilla”. Utilizaremos el mismo estante que hemos utilizado en la cuna, en versión más larga (115cm). Tomaremos como referencia de altura el estante de la litera de arriba para colocar el estante superior de la cuna.

Sobre este estante colocaremos un aplique de pared diseñado para niños, que se calienta poco, evitando que se quemen. Utilizaremos este sistema en las dos camas.

En relación a los colchones, recomiendan por motivos de seguridad de la litera superior utilizar de un grosor inferior a 12,7cm. Hemos seleccionado para el shopping list el modelo de gama superior de 12cm. Podéis escoger uno más sencillo si lo preferís.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

La ropa de cama y de la cuna será la misma, siguiendo los consejos de “estilo y colores”. Utilizaremos una funda de edredón (clave para que hacer la cama de la litera sea más fácil) en color piedra con estrellitas. Como detalle divertido, pondremos a cada uno un cojín con forma de nube en color blanco.

Elegiremos una alfombra en los mismos colores. Recomendamos las de la marca Lorena Canals, que pueden lavarse en lavadora. Son más finas que las tradicionales pero resultan muy agradables, tienen bonitos diseños que casan a la perfección con este dormitorio y su dimensión (120cm x 160cm) nos conviene.

Como último detalle proponemos un exquisito banderín, una pieza muy especial en los colores del dormitorio terminado con cascabeles. Un toque ligero que llenará de magia la habitación de tres hermanos con mucha suerte de tenerse el uno al otro.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Para implementar este proyecto incluimos tres páginas de shopping list. Publiamos una de ellas para que os hagáis una idea.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

¿Queréis ver cómo quedó? Lydia nos ha mandado algunas fotografías. ¡Estamos felices de verlas y de poder mostrároslas!

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Espero que os haya gustado el proyecto. A nosotros nos encantó poder ayudar a una familia a solucionar un problema de espacio y contribuir a hacer un hueco al nuevo hermanito que, por cierto, nacerá en los próximos días.

8 Responses

  1. Rosa

    Me encanta la habitación…supongo que en cuanto el peke de la cuna la deje, o lo pasarán a otra habitación o bien, pondrán ahí otra cama….me encantaría ver cómo queda con tres camitas, pero no creo q quedase tan mal…incluso tal vez cupiera otra como la anterior, con el bajo, como mesa de estudio. Y me ha encantado el aplique…la luz, super suave…¿es de alguna cadena tipo Ikea o de dónde? Es q buscaba algo así para la peke. ¡Gracias, sois unos artistas!

    • Kidsmopolitan

      ¡Muchas gracias, nos alegramos de que te guste!
      La cuna se convierte en minicama, este planteamiento es para los próximos 6 años. Una cama de tamaño standard no cabe ni por ancho ni por largo, por el radiador. En ese caso, habría que replantear la habitación.
      Para que te ayudemos a localizar los apliques, puedes contratar el servicio “SOS Shopping”: http://kidsmopolitan.com/sos-shopping/
      Un abrazo y gracias por tu comentario,
      María

Dejar una opinión