Dormitorio de Elisa y Leo

Elisa, de dos años, acaba de cambiarse de casa y pronto tendrá un hermano. Se llamará Leo y compartirán dormitorio. Su madre contacta con Kidsmopolitan, disponen de un dormitorio pequeño de 7,2 m2 y quiere aprovechar al máximo el espacio para que estén cómodos y tengan todo organizado.

Elisa nos presenta un desafío importante, le gustaría tener al personaje de “El Principito” presente en el dormitorio. Juega a nuestro favor el armario empotrado tiene puertas correderas (por lo que no será necesario dejar margen para abrir las puertas), que disponen de muebles pequeños (minicama y cuna) y que acceden a nuestra propuesta de llevarse la cómoda/bañera al baño para que ganemos espacio.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Para aprovechar al máximo el espacio, delimitaremos por zonas el dormitorio. Dedicaremos una zona al descanso, otra a la mesa de trabajo, propondremos una gran superficie de almacenamiento para que los juguetes siempre estén recogidos y dejaremos un espacio libre para que los niños puedan jugar en el suelo. Ademas colocaremos una pared de pizarra para que puedan dibujar. 

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Respecto al amueblamiento, elegimos piezas para que el dormitorio de Leo y Elisa sea armónico y sobretodo muy funcional. Buscamos aprovechar el espacio al máximo y no generar sensación de agobio. Utilizaremos  diseños de inspiración nórdica y muebles de poco fondo que encajen en las distintas zonas.

Fuente: Kidsmopolitan
Fuente: Kidsmopolitan

Para diseñar el concepto del dormitorio de Elisa y Leo nos inspriamos en…

Fuente: kidsmopolitan
Fuente: kidsmopolitan

En relación a los estilos y colores proponemos un concepto versátil para niño y niña; para un bebé y una niña; para descansar y jugar. También tenemos en mente que se trata de un espacio limitado marcado por un suelo de madera oscura aunque con gran luminosidad gracias a una ventana.

Nuestra propuesta consiste en un dormitorio en tonos que evoquen tranquilidad, combinando distintos azules claros, blanco y detalles en rojo. La combinación de colores que proponemos es de un 50% en blanco, un 40% en distintos azules claros y un 10%rojo (preferiblemente tirando hacia granate o frambuesa, que no sea tan estridente).

Los estampados serán de dibujo pequeño y poco marcado, siguiendo la línea de fantasía que marcará el mural del El Principito. Encontraremos detalles de nubes y estrellas por todo el dormitorio, una estética que va en consonancia con el estilo del principito y que a los pequeños de la casa siempre llama la atención. 

La simetría ayudará a dar sensación de armonía. Colocaremos las cunas en paralelo y las vestiremos a juego.

Cada pieza del mobiliario resolverá una función y estará escogida buscando no congestionar la habitación. Aplicaremos el criterio “menos es más”, trabajaremos con piezas de poco fondo y buscaremos soluciones para dejar el mínimo posible de juguetes a la vista (armarios con puertas, cajones de juguetes…).

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

Proponemos pintar la parte baja de la pared (del rodapié a 90cms de altura) con pintura de pizarra en un tono azul intenso con un punto amoratado. De esta forma los niños podrán dibujar en la pared, pero no oscureceremos la habitación, ya que en la parte superior el color será blanco. Colocaremos el estante de 9cm de fondo de la serie Ribba de Ikea en la parte en la que coinciden ambos colores. Además de ocultar la línea donde ambos colores se juntan servirá de apoyo de cuadros y juguetes sin agobiar lo más mínimo gracias a su escaso fondo.

En la pared de la cuna encargaremos un mural de El Principito en tonos azules con un punto en rojo. En el shopping list os facilitamos la información de contacto y el presupuesto que nos han facilitado. 

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

Comenzamos hablando del proyecto de decoración que hemos preparado para el dormitorio de Elisa y Leo con el siguiente collage. Podréis haceros a la idea del estilo del cuarto y de cómo combinan los productos que más tarde estarán en el dormitorio. Los productos que veis son una referencia, no necesariamente los mismos. 

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

Aplicamos la fórmula de estilo que hemos definido a la habitación de Elisa y Leo, añadiendo detalles que convertirán la habitación en un lugar mágico y a la vez funcional.

Comenzamos viendo la habitación desde la entrada: Una disposición de líneas rectas, organizada y divertida. 

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

Pintaremos la pared en azul y blanco. Mantendremos el blanco original y desde el rodapié hasta 95cm de altura pintaremos la pared con pintura de pizarra en color “azul elefante”. Un azul intenso, un punto amoratado que permitirá que se vea la tiza pero no agobiará ni dará sensación de oscuro a la habitación. No obstante, decidimos ponerlo sólo en la parte que está a la altura de los niños para mantener blanco el resto y que la sensación visual sea de mayor amplitud.

En la parte en la que se juntan el azul y el blanco colocaremos tres estantes Ribba de 115cm en blanco seguidos en la pared. Utilizaremos estos estantes de poco fondo para colocar cuadros cerca de la puerta y libros en la parte de la cama. 

Escogemos unas láminas que irán enmarcadas en marcos blancos con passepartout de la serie Ribba de Ikea. Las láminas son de distintos formatos, todas ellas con fondo blanco y dibujos infantiles. Algunas pueden personalizarse. 

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

En el ventanal pondremos un estor blanco sencillo. Es importante que las cuerdas estén fuera de la altura de los niños o sujetas a la pared para evitar accidentes. 

En esta pared mantendremos la pizarra azul en la parte inferior, pero aquí no utilizaremos el estante Ribba como separador. Donde sí colocaremos el de 55cm será en la cabeza de la cama de Elisa, sobre el radiador. Nos servirá de soporte para las letras forradas con distintos estampados que tendremos con los nombres de los niños. 

Entre la cama y la cuna pondremos a modo de mesilla y mesa el banco Stuva, con una silla de diseño en blanco. Elegimos el modelo Panton en blanco. Nos gusta porque es ligera para niños pequeños y no agobia visualmente. Además es apilable, para cuando Leo necesite también la suya. 

Entre las cunas pondremos una vistosa alfombra alargada en azules con borde en rojo oscuro. 

Al lado de la ventana pondremos una lámina enmarcada en formato vertical. Es importante que sea vertical para que encaje en el hueco. Proponemos una de La Tortuguita Blanca, la misma diseñadora que la del resto de láminas, para que vayan coordinadas. Si lo preferís se puede buscar otra en los tonos pero de otro creador. Irá enmarcada con marco blanco y passepartout. 

Sobre la estantería pondremos una guirnalda de tela en los tonos del dormitorio. Las guirnaldas dan a la habitación carácter alegre y festivo.  

La cama irá vestida con almohadones y fundas de Zara Home en distintos estapados azules con detalles blancos. Tendrán dibujos pequeños de nubes y estrellas. El contraste lo pondrá un cojín rojo oscuro con forma de estrella. 

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

La tercera pared del dormitorio irá con fondo blanco y sobre éste encargaremos un vinilo de El Principito, un personaje que les gusta mucho a los padres de Elisa y Leo. Este será en colores azules, el traje del personaje será rojo y el pelo y las estrellas amarillos. Las letras irán en un azul más osuro. Recomendamos acudir a la paleta de colores como referencia a la hora de encargar el mural. 

La columna contra la pared hace que el espacio entre la cuna y la pared se pierda. Proponemos encargar un mueble a medida en Leroy Merlin (una opción fácil y económica. Calculamos un coste de unos 150€) o colocar a la altura de la cuna una estantería donde guardar algún juguete de Leo. Recomendamos utilizar cajas en los colores del cuarto para mantener el orden. 

La cuna de Leo irá vestida igual que la cama de Elisa, con telas estampadas azules y blancas. En vez de pie de cama, Leo utilizará una manta con nubes de ganchillo cosidas. No pondremos móvil de cuna ni otros elementos para dar importancia al mural y dejar el mayor espacio despejado posible. 

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

Contra la pared irán también dos armario de puertas de 65cm de altura. Los armarios de puertas nos ayudan a “tapar el desorden” y al ser bajitos los niños podrán jugar en la parte superior. Al tener los armarios puertas correderas, podremos llegar prácticamente hasta el final. No obstante, intentaremos centrarlos en el espacio que queda entre la cuna y el armario. 

Y centrada en estos armarios irá una alfombra lavable en lavadora de Lorena Canals. Será en tonos azules con nubes en el perímetro. 

Por último, aprovecharemos el espacio entre el mueble y la cuna para “aparcar” el juguetero de Leo. Será un coche de bomberos en color rojo, que servirá para que él mismo guarde sus juguetes y le ayudará a dar sus primeros pasos.

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

A continuación os mostramos la primera de las cinco páginas que integran todos los productos necesarios para llevar a cabo este proyecto.

www.kidsmopolitan.com
www.kidsmopolitan.com

¡Esperamos que os haya gustado! Si es así, os agradeceríamos que compartierais el proyecto y se lo mostrarais a vuestros amigos. ¡Nos encanta que nos conozcáis y contéis con Kidsmopolitan para llenar de magia la habitación de vuestros niños!

3 Respuestas

  1. […] una pieza muy útil para separar dos tonos de pared, como hizo Kidsmopolitan en el dormitorio de Elisa y Leo. En este caso, se pintó sólo media pared y para tapar la unión de los dos colores (blanco y azul […]

  2. […] nos chifla y se nos nota porque la hemos recomendado en muchos de nuestros proyectos, como en el dormitorio de Elisa y Leo o en el cuarto de […]

  3. […] una pieza muy útil para separar dos tonos de pared, como hizo Kidsmopolitan en el dormitorio de Elisa y Leo. En este caso, se pintó sólo media pared y para tapar la unión de los dos colores (blanco y azul […]

Dejar una opinión